Titular noticias

Sábado 2 Marzo 2019
Cambiar los hábitos alimentarios es una de las acciones que puede tener un efecto positivo más importante en la salud de una persona. Pero hay muchos otros factores que pueden tener un impacto negativo más acusado, de forma que todos los esfuerzos realizados en mejorar la nutrición pueden ser en vano.
En este artículo explico un caso en el que se fracasó curar un niño de bronquitis asmática debido a los medicamentos.


 
Neil sufría de fuertes ataques asmáticos de forma casi diaria, la mayoría de los cuales acababan en el hospital. Por supuesto, padecía también desórdenes gastro-intestinales: reflujo, dolor de vientre, inflamación de vientre, flatulencias, heces descompuestas; y también insomnio, problemas del comportamiento, dermatitis, dolor de cabeza y de espalda, y una gran fatiga.
Después de probar una dieta GAPS, y posteriormente una dieta vegana basada en sólo frutas y verudras, la mejoría no era satisfactoria. Solamente se encontraba menos cansado, y había mejorado un poco su dermatitis y dolores. Mi opinión es que la terapia nutricional no dió los efectos esperados debido a que tomaba medicinas cada día. 
Los medicamentos producen una toxicidad en el cuerpo tan elevada que la energía vital que se gasta para poder eliminar esta toxicidad del cuerpo es inmensa, dejando prácticamente una cantidad nula para poder realizar la digestión de los alimentos ingeridos. Además, esta toxicidad también perturba la flora intestinal provocando una disbiosis y el síndrome del intestino permeable. Al no poder realizarse la digestión de forma adecuada, los alimentos se convierten en más desechos que eliminar, aumentando todavía más la carga de los sistemas de eliminación. Además, el malestar producido por los esfuerzos de eliminación, el reflujo, heces descompuestas, flatulencia, dolores, etc., impedían un buen descanso por la noche, lo cual no permitía renovar la energía vital. Era un bucle que por desgracia no pudimos romper. La única forma posible de superarlo era o bien dejar de tomar los medicamentos de forma progresiva o hacer un ayuno de varios días con reposo total. Pero los padres, comprensiblemente, rechazaron ambas soluciones.
En general, todo el efecto perjudicial producido por los medicamentos es tan importante que cualquier intento de mejora en nutrición o estilo de vida es imperceptible. 
Me he encontrado este tipo de problema también en casos de tiroiditis de Hashimoto, epilepsia e hipertensión. En todos ellos, la persona estaba bajo una medicación que impedía ninguna mejora con terapia nutricional.
 

image/jpg


Sábado 23 Febrero 2019
La literatura científica sobre nutrición es muy compleja y llena de contradicciones. Soy muy crítico a la hora de buscar expertos, y estoy contento de haber encontrado a Gemma ahora hace cinco años cuando buscaba respuestas sobre la celiaquía. Ahora me interesso a la nutrición como una cuestión general de salud y forma de vida. Comencé con una dieta Paleo/GAPS durante media año, después pasé a una dieta mayoritariamente vegetariana, y desde hace cinco meses estoy siguiendo una dieta higienista de solo fruta cruda entera y fresca, junto con un ayuno diario intermitente. Síntomas que tenía, como el mal aliento y las hemorroides, han desaparecido totalmente por primera vez desde hace diez años.
Gemma me ha ido asesorando durante estos cinco año. Me ha explicado de forma sencilla las diferentes teorías para que yo puedo decidir por dónde tirar. Me ha ayudado a ponerlas en práctica, desde la teoría, hasta a consejos prácticos, ejemplos de recetas y menús semanales, y clases de cocina. También me ha ayudado a tomar decisiones en momentos claves (bajadas de tensión, pérdida de peso exagerado), a ser autodidacta y a escuchar mi cuerpo (por ejemplo determinar qué alimentos me van bien), y a tomar consciencia del impacto del deporte, del estrés, de las emociones y el sol en mi salud. Evidentemente no tiene respuestas a todas las preguntas, pero lo reconoce sin problemas cuando es el caso.
Gemma es abierta, crítica y científica, y le apasiona la nutrición i la salud en general. Aprecio especialmente su conocimiento profundizado y actualizado sobre nutrición, y su honestidad (nunca me ha intentado vender complementos alimentarios). Hacemos reuniones en persona o por videoconferencia cuando lo necesito, y responde a mis emails en menos de 24 horas. Recomiendo el coaching de Gemma sin reservas!


Leer más... Testimonio de David

image/jpg


Sábado 23 Febrero 2019
La literatura científica sobre nutrición es muy compleja y llena de contradicciones. Soy muy crítico a la hora de buscar expertos, y estoy contento de haber encontrado a Gemma ahora hace cinco años cuando buscaba respuestas sobre la celiaquía. Ahora me interesso a la nutrición como una cuestión general de salud y forma de vida. Comencé con una dieta Paleo/GAPS durante media año, después pasé a una dieta mayoritariamente vegetariana, y desde hace cinco meses estoy siguiendo una dieta higienista de solo fruta cruda entera y fresca, junto con un ayuno diario intermitente. Síntomas que tenía, como el mal aliento y las hemorroides, han desaparecido totalmente por primera vez desde hace diez años.
Gemma me ha ido asesorando durante estos cinco año. Me ha explicado de forma sencilla las diferentes teorías para que yo puedo decidir por dónde tirar. Me ha ayudado a ponerlas en práctica, desde la teoría, hasta a consejos prácticos, ejemplos de recetas y menús semanales, y clases de cocina. También me ha ayudado a tomar decisiones en momentos claves (bajadas de tensión, pérdida de peso exagerado), a ser autodidacta y a escuchar mi cuerpo (por ejemplo determinar qué alimentos me van bien), y a tomar consciencia del impacto del deporte, del estrés, de las emociones y el sol en mi salud. Evidentemente no tiene respuestas a todas las preguntas, pero lo reconoce sin problemas cuando es el caso.
Gemma es abierta, crítica y científica, y le apasiona la nutrición i la salud en general. Aprecio especialmente su conocimiento profundizado y actualizado sobre nutrición, y su honestidad (nunca me ha intentado vender complementos alimentarios). Hacemos reuniones en persona o por videoconferencia cuando lo necesito, y responde a mis emails en menos de 24 horas. Recomiendo el coaching de Gemma sin reservas!


Leer más... David's testimonial

image/jpg


Lunes 4 Febrero 2019
¿Vegan o paleo? Dos corrientes de nutrición completamente opuestas. ¿Cómo puede ser que ambas hayan mostrado obtener buenos resultados en la salud de muchas personas?
¡Vegan y paleo!. ¿Por qué no unir ambas tendencias, tomando lo mejor de cada una, para obtener una dieta todavía mejor?


 
Tanto los nutricionistas que proclaman las dietas veganas como los que defienden las dietas del tipo paleo tienen buenos argumentos apoyados por estudios científicos. Ambos cuentan con numerosos testimonios que acreditan su curación siguiendo estas dietas, y que empeoraban con la opuesta. La explicación se encuentra en el hecho que ambas suponen un avance respecto a una “dieta  convencional sana y equilibrada”.
En el caso de la dieta vegana, la mejora que se produce es la eliminación de los productos animales y derivados; mientras que en una dieta paleo se eliminan los cereales y legumbres. Es decir, tanto los productos animales, como los cereales y las legumbres, son perjudiciales para la salud. Así que al eliminar cualquiera de estos grupos de alimentos, la salud se va a ver beneficiada, siempre que se reemplace por alimentos más sanos.
Es decir, si una persona al volverse vegana, reemplaza los productos animales aumentando la consumición de pan, pizza, pasta, y dulces, seguramente va a empeorar su salud. De la misma forma, al adoptar una dieta paleo donde se substituyen los cereales y legumbres por embutidos, pescado en lata, y productos lácteos, también empeorará.
Es necesario que el reemplazamiento se realice aumentando principalmente la ración de frutas y verduras. De esta forma, tanto la dieta vegana como la paleo supondrán un avance.
Pero la mejora sería todavía más importante si se adoptan las dos dietas al mismo tiempo, siendo vegano y paleo al mismo tiempo. ¿Cómo? Pues adoptando únicamente los alimentos que tienen en común ambas dietas.



Aunque puede haber grandes diferencias dentro de las dietas veganas o las paleo, de forma general, los alimentos que permiten ambos tipos dietas son las frutas, verduras, frutos secos, y pipas. Y todos éstos son precisamente los mejores alimentos para el hombre. Este es el tipo de alimentación preconizada por la corriente Higienista.
Pero hay que considerar siempre que al cambiar de dieta se puede producir un empeoramiento temporal de los problemas de salud que se padecen, debido al proceso de desintoxicación y posible síndrome de abstinencia de los productos a los que se tiene una adicción y que se han eliminado de la dieta. Es por ello que puede ser de ayuda consultar un terapeuta en nutrición.
Así que si con una dieta paleo o una vegana obtuviste una mejoría de tu salud, y quieres progresar todavía más, opta por una dieta vegana y paleo.







 

image/jpg


Lunes 28 Enero 2019
El dolor de cabeza puede ser debido a ciertos alimentos cuando existe una propensión a padecer enfermedades neurológicas, y también a malos hábitos de vida.
En este artículo se exponen los principales responsables del dolor de cabeza.






 
Podemos destacar como causas más comunes del dolor de cabeza los siguientes agentes:

* Tabaco, carne o pescado ahumado:
La consumición de productos ahumados o tragar el humo del tabaco puede comportar la aparición de dolor de cabeza.
Estos productos contienen una substancia perjudicial llamada HAP (Hidrocarburos Aromáticos Policíclicos), que se produce como resultado de una combustión incompleta de los alimentos, tabaco, y cualquier tipo de materia orgánica.
Además de los ahumados, los alimentos cocinados a altas temperaturas, sobretodo fritos, horneados o braseados, contienen mayor cantidad de HAP que los alimentos cocidos con agua o a bajas temperaturas.
Los HAP son cancerígenos (ver Wikipedia), y aunque en dosis muy ínfimas, como las que existen normalmente en el medio ambiente, no es peligroso para la mayoría de personas, en cantidades más apreciables, como en la ingesta de un producto ahumado o el consumo de tabaco, el efecto empieza a ser notable por los dolores de cabeza; y a dosis más elevadas el riesgo de cáncer es importante.

* Bebidas alcohólicas y el alcohol endógeno
Es conocido que la ingesta de alcohol en cantidades a las que la persona no está acostumbrada produce la habitual resaca de la mañana del día siguiente.
Pero nuestro cuerpo puede estar sufriendo las consecuencias del alcohol sin haber tomado nunca ni una gota de alcohol, si su flora intestinal es disbiótica, como por ejemplo, en el caso de una candidiasis intestinal o si hay sobre-crecimiento de cualquier otro tipo de hongo o levadura. Ver más detalles sobre este hecho en este artículo. En este caso, será necesario buscar cuáles son las causas de esta disbiosis: una intolerancia alimentaria, un exceso de alimentos, estrés, etc.

* Adición al café
Las personas que toman café de forma cotidiana experimentan migraña cuando no toman su dosis de café (cafeína) diaria.
El café es como una droga que crea adicción, y cuando se deja de consumirlo se experimenta el síndrome de abstinencia, caracterizado principalmente por el dolor de cabeza.
Para abandonar esta adicción es necesario reducir muy lentamente la dosis de café día a día hasta lograr dejarlo completamente.

* Intolerancia a la histamina
Las personas que tienen una intolerancia a la histamina experimentan también dolor de cabeza cuando consumen una cantidad de histamina en los alimentos que sobrepasa su tolerancia.
Los alimentos que contienen más histamina son todos los alimentos fermentados, como los derivados lácteos, el vino, vinagre, los derivados de la soja y las verduras fermentadas (chucrut, pickles). Pero también son altos en histamina todas las carnes o pescado procesados, como la charcutería y los pescados en conserva; y el marisco. Otros alimentos con histamina considerable es el chocolate, café, té, levadura de pan, frutos secos, algunas frutas y cualquier tipo de alimento que no sea recién hecho.
Además, existen también alimentos que aunque no contienen histamina en gran cantidad, son liberadores de histamina en el organismo, como algunas frutas, especies, la clara de huevo y los aditivos.
Para conocer más sobre la intolerancia a la histamina puede consultar este artículo.

* Intolerancias alimentarias
El consumo de alimentos a los que se tiene una intolerancia alimentaria, como el gluten, el huevo, la leche, los frutos secos, etc., causa una respuesta inmunitaria que produce una inflamación. La inflamación se manifiesta en general con enrojecimiento, dolor, hinchazón y calor. Según cada persona, la parte del cuerpo afectada por la inflamación puede diferir. Si se trata de la cabeza, se tiene como resultado el dolor de cabeza.

* Síndrome premenstrual (SPM)
Algunas personas sufren migrañas antes del período, que puede empezar hasta 15 días antes de la menstruación debido a los cambios hormonales.
Pero no debería considerarse como algo “normal” el hecho de padecer SPM. Mejorando la alimentación y diferentes aspectos del estilo de vida se puede disminuir e incluso desaparecer el SPM.

* Sensibilidad electromagnética y sensibilidad químico múltiple (SQM)
Las personas con sensibilidad electromagnética pueden desencadenar una cefalea o migraña cuando existe una gran carga de ondas electromagnéticas (WIFI, teléfono móvil, etc.); y a las personas con SQM les sucede lo mismo al ser expuestas a cualquier tipo de substancia química (detergentes, perfumes, humos, insecticidas, pintura, etc.)
Esta sensibilidad puede disminuirse en una gran medida hasta llegar a una sensibilidad leve también gracias a la alimentación y la forma de vida. En este artículo encontrará mi testimonio particular de curación como antigua sufridora de SQM.

* Deshidratación
La falta de agua en el organismo disminuye el flujo sanguíneo en el cerebro, lo cual puede conllevar la aparición del dolor de cabeza.
Para identificar si una persona está deshidratada, existen varios síntomas asociados además del dolor de cabeza: boca seca, fatiga, necesidad de orinar poco frecuente, poca cantidad y muy concentrada; mareos, piel seca, y puede llegar hasta taquicardia, mareos, etc.
Evidentemente, es necesario beber más agua durante el día si se padece deshidratación, o bien tomar alimentos ricos en agua como frutas y verduras.

* Otros: falta de sueño, temperaturas extremas, ruidos estridentes, problemas emocionales, etc.







 

image/jpg


Feed RSS de noticias